Consejos en el manejo de la Disfunción Temporomandibular

 

La disfunción de la ATM – articulación temporomandibular – es un desorden craneomandibular que afecta a la articulación que conecta la mandíbula con el cráneo, músculos de la masticación (sobre todo el masetero) y las estructuras de la boca (fundamentalmente los dientes).

 

 

 

Es fundamental seguir los siguientes consejos para un correcto tratamiento de la patología.

Muy importante en el tratamiento es, tanto el reposo de la articulación temporomandibular (ATM) como el reposo del organismo en general.

 

a. Reposo local:

  • Evite comer chicle, caramelos blandos y cualquier otro alimento que precise una masticación prolongada.
  • No apriete, ni rechine los dientes de forma prolongada. No obstante, es posible que lo haga sin querer estando dormido. Deje caer la mandíbula, manteniendo los labios juntos y los dientes separados.
  • Elimine hábitos como morderse las uñas, los labios y otros objetos (bolígrafos…)
  • Procure no abrir la boca en exceso, es decir, intente siempre abrirla menos de que lo usted es capaz de hacerlo. Cuando se ría, bostece o abra la boca intenté recordar poner la punta de la lengua detrás de los incisivos centrales superiores. De esta manera su mandíbula sólo es capaz de hacer movimientos de rotación, no permitiendo la traslación.
  • Parta los alimentos duros en trozos pequeños. Procure no partirlos con los dientes.​​

b.  Reposo general:

  • Procure dormir suficientes horas para obtener un buen descanso.
  • Suprima los estímulos que afecten al sueño: café, tabaco, alcohol, cola…
  • Duerma boca arriba con una almohada que de soporte adecuado al cuello.
  • Adopte una postura correcta durante el día: espalada erguida, hombros hacia atrás. Cuidado con las malas posturas en el trabajo. Evite sujetar el teléfono con el hombro.
  • Es aconsejable realizar algún ejercicio físico suave que le mantenga el tono muscular general. Lo ideal es natación.

 

Además del reposo, es importante llevar, en general, una dieta en la que evitemos el consumo reiterado y en grandes cantidades, de  alimentos duros, tales como carne, verduras crudas, frutos secos...

 

En el supuesto de lesiones recientes (menos de 48 horas) o agudizaciones de lesiones previas, aplique hielo en la articulación afectada en intervalos de 5-10 minutos. Si la lesión es de más larga duración aplique calor húmedo en paños templados.

 

En dolores musculares, ambas técnicas pueden asociarse junto con un masaje suave.

 

Así mismo, unido a la aplicación de los anteriores consejos, la férula de descarga es el medio de prevención más eficaz para esta patología. Su función principal es que las piezas dentales no friccionen entre sí. Lo que evita el desgaste y sirve para relajar los músculos y la articulación.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© www.clinicadentaldearcos.com